Asomuca en el Bajo Cauca: Cumpliendo sueños

Esta es una historia que se ha construido a lo largo de 20 años, una historia basada en la constante búsqueda del respeto y el reconocimiento de los derechos de las mujeres, en una sociedad que, aun sabiendo que su papel determina la estabilidad de la vida comunitaria, se empeña en desconocerlas; y aunque queda mucho trabajo por hacer, su voz ha logrado salir a flote para no volver a callar.

Caucasia, Antioquia, es la capital del Bajo Cauca. La vida de la región gira alrededor de esta pequeña ciudad de 118.000 habitantes, entre otras razones porque transitar hacia cualquier municipio de la zona implica pasar por allí, eso la convierte en el centro y motor político y económico del territorio. Allí nació en 1996 la Asociación de Mujeres Municipales de Caucasia –ASOMUCA-, una organización que reúne las iniciativas comunitarias lideradas por ellas en ese pedazo de la geografía nacional. ASOMUCA representa el esfuerzo de 5000 mujeres, quienes realizan una labor participativa en  el ámbito político, social, económico y cultural  que hoy promete ampliarse a todo el departamento de Antioquia.


Ayda, Enilsa, Socorro, Nohelia, entre decenas de otros nombres son leyenda en estas tierras, son los nombres de luchadoras incansables, cuyo trabajo ha demostrado que la única forma de no repetir el pasado es haciéndose cargo de su propio futuro.

Cuando las mujeres fueron excluidas de los espacios políticos en los que se toman las grandes decisiones de la sociedad, ellas se aseguraron de convocar a las caucasianas alrededor de un proyecto común: ser representadas y respetadas como una fuerza política, no politiquera, como enfáticamente lo resaltan; de ahí que hoy tengan representación en el Concejo Municipal de Caucasia.

La falta de oportunidades, la pobreza y el desempleo, tan común por estas tierras, ellas lo han combatido creando unidades de negocio que aseguran ingresos para muchas mujeres cabezas de hogar. Una lavandería, un almacén que provee elementos de aseo, servicio de atención a eventos sociales y un taller de confecciones son ejemplos de lo que ellas hacen, soportadas únicamente en el deseo y las ganas de salir adelante; lo llaman empresarismo social, que no es otra cosa que hacer crecer negocios en beneficio de las comunidades que apoyan. La sensibilidad que tienen por buscar solución a los problemas sociales las llevó a instalar un centro de atención y cuidado para los hijos de madres trabajadoras, allí les garantizan a decenas de niños una formación integral.


LOGO GLAC 1

onu  mujeres

congres

gobierno

contador de visitas
ERES EL VISITANTE #

secretaria de equidad de genero

Asomuca en el Bajo Cauca: Cumpliendo sueños

Esta es una historia que se ha construido a lo largo de 20 años, una historia basada en la constante búsqueda del respeto y el reconocimiento de los derechos de las mujeres, en una sociedad que, aun sabiendo que su papel determina la estabilidad de la vida comunitaria, se empeña en desconocerlas; y aunque queda mucho trabajo por hacer, su voz ha logrado salir a flote para no volver a callar.

La revolución silenciosa del ahorro y el crédito en Bajo Cauca

Los Grupos Locales de Ahorro y Crédito se convirtieron en la mejor alternativa para más de 9 mil habitantes de 15 municipios de Antioquia y de Córdoba para poder ahorrar, generar recursos adicionales con actividades colectivas y contar con una alternativa de préstamos a baja tasa de interés cuando se presenta una urgencia económica o se piensa invertir para mejores las condiciones de sus ingresos.

¿Cómo se realizan los procesos de selección de personal en ASOMUCA?

Se publica la convocatoria en la página web de ASOMUCA, carteleras de instituciones y medios masivos de comunicación.

Nunca es tarde para aprender a ahorrar...

El grupo de abuelos del Centro Geriátrico Casa Diana en el municipio de Tarazá, inició su primer ciclo GLAC en Junio de 2013, cuando empezaron con el ahorro eran un poco incrédulos de la metodología, ya que por sus experiencias en la vida han aprendido a ser un poco desconfiados.

Mujeres, protagonistas invisibles de la historia

Los aportes de las mujeres han sido invisibles en la ‘historia oficial’ del mundo.

Los derechos que disfrutan las mujeres actualmente se deben al esfuerzo de muchas que por siglos han trabajado para conseguirlos. Son aquellas mujeres que se atrevieron y aún se atreven a no ceñirse a la norma impuesta socialmente, y enfrentan la irracional discriminación basada en el sexo (que empeora dependiendo de la etnia, orientación sexual o nivel socioeconómico, entre otros factores).

Las mujeres de Caucasia hacen valer su voz y sus derechos

La Asociación Municipal de Mujeres de Caucasia reúne a 15 organizaciones que trabajan para la protección de los derechos y el empoderamiento social y económico de la mujer. Por su articulación con la institucionalidad hizo parte del Foro Convivencia en los territorios, realizado este 17 de abril en el Hotel Marriot de Medellín.